domingo, enero 01, 2006

 

Vida dura

Se acabó el 2005 y esperamos que el siguiente sea mejor. Este es el deseo general. ¿ Pero que es lo que puede cambiar? si no tenemos la voluntad de modificar nuestra conducta.
Hacer un acto de revisión de nuestras relaciones con los seres mas cercanos y llegar a los que verdaderamente son problema.
Simplemente el mayor acto de conflicto es haberme casado con la madre de mis hijos. Ahora me doy cuenta que yo creía en" el amor a primera vista", sino no me habría casado con lo que tengo en casa. Pero piña, pues, respetaré el mandato divino: "Hasta que la muerte nos separe". Pero que cruel se me antoja esto. Solo los locos y los necios no se rectifican.
Bueno, una joyita no soy. Pero trato por todos los medios de que la rutina familiar se repita sin grandes modificaciones. Comer (rico y sano), pasear (como ejercicio), leer (de todo), conversar (apasionadamente), defecar, (placenteramente) , aparearme(con fruicción) y llevarme bien con los demás. Las cosas simples de la vida.
Tengo un pensamiento investigatorio, morirme y regresar del más allá para ver como afronta mi mujer la nueva situación familiar. Todas las viudas que conozco se lamentan por el finado. Y digo por que esperan que se muera el marido para añorarlo. Y no ven la forma de disfrutarlo antes de que le bajen el telón.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?